El tratamiento de luz pulsada intensa (IPL) es una aplicación de una luz similar al láser, pero de alta intensidad y en frecuencia de pulsos.

Es un tratamiento adecuado para la depilación, pero también para el rejuvenecimiento cutáneo y la eliminación de pequeñas lesiones vasculares (cuperosis), manchas, lesiones pigmentadas y pequeñas arrugas.

Un revolucionario sistema que logra mejorar de forma muy visible el aspecto de la piel. Por esta misma razón, es un método alternativo y muy eficaz para todas aquellas personas que no quieren someterse a una intervención de cirugía estética.

Las gafas de protección láser de Lessian son totalmente compatibles con los tratamientos láser. Método muy eficaz y poco invasivo, pero puede provocar daños oculares si no utilizamos una protección adecuada y certificada.

Las gafas de protección para tratamientos láser son únicas en el mercado, ya que ofrecen una garantía total y de uso individual y personal, permitiendo una mayor higiene y protección en contraposición a otros protectores de uso compartido, respetando las medidas de higiene adoptadas tras la aparición de la pandemia Covid-19.

Deja una respuesta

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?