Actualmente a la hora de desplazarnos a centros comerciales, hospitales y otros recintos públicos se nos controla la temperatura corporal con termómetros láser, evitando el contacto personal directo.

Estos dispositivos funcionan sobre la base de un rayo láser que recaba la información para generar una lectura de temperatura fiable.

El uso de este tipo de termómetros permite reducir el riesgo de contaminación cruzada y minimizar la propagación de COVID-19, ya que son fáciles de utilizar, limpiar y desinfectar. Asimismo, en sus instrucciones generales de uso, no mencionan el riesgo de daño ocular.

La garantía que ofrecen los productos relacionados con la tecnología láser fabricados en España y con certificado por la Comunidad Europea es esencial para evitar posibles contagios, de acuerdo con las normativas sanitarias adoptadas frente al COVID-19 como es el caso de nuestro protector ocular laser Low.

Su máxima higiene y protección hace que los protectores oculares Lessian sean el mejor aliado para obtener una protección ocular certificada para la realización de tratamientos de depilación láser e IPL.

Deja una respuesta

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?