Realizarnos un tatuaje nos representa una gran responsabilidad, ya que -en teoría- será una decisión que nos acompañará para toda la vida. Sin embargo, algunas personas pueden llegar a considerar que esta ”marca” en su piel ya no tiene razón de ser, así que deciden eliminarlo. Pero esto último no es un asunto que deba tomarse a la ligera.

La eliminación de tatuajes con láser es incómoda, pero la mayoría de los pacientes no necesitan anestesia. No obstante, es importante ir equipados con unas gafas de protección ocular láser  que nos ayude a proteger nuestra visión frente a los efectos que pueda tener el láser en nuestra vista.

La utilización de las gafas de gafas de protección ocular láser Lessian no solo te ayudará a frenar las posibles lesiones oculares, también te dará la garantía sanitaria que necesitamos frene a las medidas tomadas en relación al Covid-19.

Nuestras gafas de protección ocular láser son semidesechables (10 – 15 usos). Una vez finalizado el tratamiento completo se recomienda desechar el protector de uso individual.

Una protección garantizada, más higiénica y segura frente a posibles contagios.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?